El portal del cine mexicano y mas

Desde 2002 hablando de cine



Noticias

2017-03-04 00:00:00

Crítica: «Logan», alimento vitaminado para los fans

Por Sergio R. Tena    
Noticine.com-Correcamara.com

"Logan" (2017), La última cinta de Hugh Jackman dando vida en la gran pantalla a "Wolverine" llegará a los cines el 3 de marzo. La película, dirigida por James Mangold, pone fin en teoría a la relación entre Jackman y su personaje más icónico, que comenzó el año 2000, cuando el actor mostraba por primera vez sus garras en la película "X-men".

En solitario, el personaje más carismático de los "X-Men", ha contado con tres películas independientes, "X-Men Origins: Wolverine", estrenada en 2009, "The Wolverine", lanzada en 2013 y la que está por estrenar, "Logan".

Mucho se ha especulado sobre el hecho de que Jackman deje el personaje tras esta última entrega, aunque él siempre se ha mantenido firme en su decisión de cerrar su ciclo como el personaje de Marvel más malhumorado. Sin embargo, no siempre ha sido así, al respecto de este tema, el actor hizo unas declaraciones en las que afirmaba que si las circunstancias hubieran sido otras y Wolverine hubiera sido incluido en el universo cinematográfico de "Los Vengadores", quizá no fuese esta su última película: "Si eso hubiera estado en la mesa cuando tomé mi decisión (de dejar de interpretar al personaje), ciertamente me hubiera hecho pensar. Eso es seguro. Porque siempre amé la idea de él dentro de esta dinámica, con Hulk obviamente, con Iron Man, pero hay muchas personas en MBA que pudieron haberlo resuelto. Nunca se sabe", explicó el actor en una entrevista con Screen Rant, refiriéndose a que los derechos de cada personaje son propiedad de otras compañías competidoras. Los derechos de Wolverine los tiene Fox, mientras que Marvel Studios posee los de Los Vengadores.

Ni Wolverine, ni Lobezbo, ni Guepardo, ni Glotón, ni Arma X, sólo Logan, un mutante decrépito con un resquicio de lo que fueron sus poderes en su época gloriosa con los X-Men, más cercano a un hombre torturado que a un superhéroe. Un personaje venido a menos, atormentado por la vida que ha llevado y el río de sangre que ha dejado a través de su existencia y la pérdida de todos aquellos a los que, en algún momento de su vida, ha querido y ahora están muertos. Ahogado en alcohol y tratando de fingir que tiene una vida normal, intenta cuidar de un anciano Profesor Xavier (Patrick Stewart), enfermo y con crisis que liberan su poder mental sin control alguno, poniendo en peligro a todo el que lo rodea.

Quien espere ver una película de superhéroes con toda la pomposidad que suele rodearlas se equivoca de sala de cine. En "Logan" verán una historia humana de ambición, sentimientos, venganza y crueldad. Apartado de todo sentimentalismo, excepto el que le despierta el Profesor Xavier. Logan intenta llevar una vida discreta oculto en un rancho en mitad del desierto, donde mantiene bajo control el desequilibrio del Profesor, intentando sobrevivir al exterminio que acabo con todos los mutantes.

La película es una obra madura, una historia sangrienta donde ruedan las cabezas y escasean los efectos especiales

Básicamente la película adopta el género de road movie, aunque hay escenas que coquetean con el género negro u otras de acción al más puro estilo "Duro de matar" (Die Hard), con un antihéroe de vuelta de todo, arisco, huraño y sin nada más por lo que luchar, salvo su propia supervivencia.

Quizá sea el Logan más auténtico que podamos ver desde sus primeras apariciones en la saga de los X-men, en cuyas películas posteriores se convierte en un "animal domesticado", como lo llama en una ocasión Jean Grey. El miedo y su escasa capacidad de regeneración, pudiendo ser herido y recuperándose con dificultad, convierten a Logan en un animal salvaje y herido, lo más peligroso que existe, salvo que sea todo lo anterior y además encuentre un motivo por el que luchar, la pequeña X-23 (Dafne Keen). Una joven mutante, con las mismas habilidades que Logan, a la que debe proteger y poner a salvo del Donald Pierce (Boyd Holbrook), quien en los comics aparece como un humano reconvertido en cyborg.

La película es una obra madura, una historia sangrienta donde ruedan las cabezas y escasean los efectos especiales. Un aire de oscuridad envuelve a la cinta y la posibilidad de mostrar a un Wolverine más acabado y perdido que nunca permite al director y guionistas desarrollar ese aspecto de la personalidad del personaje y por la que, quizá, tanto gusta entre los fans de los comics de superhéroes.

Aunque la cinta contentará a los que estaban deseando ver a Wolverine en su esencia, no tiene nada que ver con la serie de comics de "El viejo Logan / The Old Logan". Tampoco profundiza demasiado en sus dilemas morales y salvaje carácter, ya que se pierde esa oportunidad centrándose más en la relación que tiene con su protegida demostrando que, dentro de ese esqueleto de Adamantium, todavía conserva los sentimientos que el Profesor le hizo descubrir que tenía.

En definitiva, es una buena película que, por el simple hecho de mostrar algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en este tipo de films, merece la pena considerar. Sólo queda esperar al 3 de marzo para ver "Logan" y descubrir lo que opinan los fans del superhéroe sobre la cinta de Mangold.