El portal del cine mexicano y mas

Desde 2002 hablando de cine



Noticias

2018-08-30 00:00:00

Macabro 2018: «Matar a Dios», humor negro fresco y recomendable

Por Miguel Ravelo

La premisa que plantean Casas y Pintó, directores y escritores de “Matar a Dios”, es irresistible: en España, cuatro miembros de una familia digámosle… peculiar, alquilan una casa de campo para celebrar el fin de año. Luego de algunas horas en el lugar, un enano indigente sale del baño y les asegura que no es otro más que el mismísimo Dios, que ha decidido que a la mañana siguiente borrará a toda la humanidad de la faz de la tierra, salvo a las dos personas que ellos cuatro elijan, y tienen hasta que salga el sol para darle dos nombres. Pueden ser ellos mismos, pueden escoger a alguna persona conocida, famosa, o desconocida; quien ellos crean que es la mejor opción para heredar el planeta. Por supuesto, la primera reacción del grupo es no tomar en serio al extraño personaje, pero luego de algunas “pruebas” por parte del intruso, la duda queda sembrada. ¿En realidad ese extraño, violento y malhablado personaje podría ser el creador del universo? ¿En verdad la humanidad está a unas horas de su fin? ¿Y si no eligen a nadie? ¿Si mejor se deshacen del entrometido? ¿Si deciden matar a Dios?

“Matar a Dios” es el primer largometraje de Caye Casas y Albert Pintó, quienes dirigieran antes, también en conjunto, los cortometrajes “Nada, S.A.” y “RIP”, este último otra comedia de horror. Y en su opera prima los directores demuestran solidez y buena mano, sobre todo en el apartado del desarrollo de los personajes. Por más que contara con una premisa atractiva y novedosa, sería difícil que la película lograra sostenerse como lo hace sin el extraordinario equipo de actores que la conforman. Cada uno interpreta a un personaje que tiene mucho que esconder a sus familiares y que a lo largo de la noche, bajo la presión a la que el supuesto Dios los somete, los secretos irán revelándose y mostrando ante los otros sus verdaderas intenciones. La pareja protagónica está interpretada por Itziar Castro y Eduardo Antuna, pero quienes terminan haciendo suya la película son Boris Ruiz, como un hombre mayor que ha decidido disfrutar de los placeres de la vida hasta que ésta se le acabe (es decir, mucho alcohol, muchas drogas y muchas prostitutas), y el enigmático Emilio Gavira como el enano de pésimo carácter que dice ser Dios y tortura psicológicamente a cada uno de los miembros de la disfuncional y aterrorizada familia.

Salvo dos personajes que aparecen un par de minutos al inicio y que ayudan a ir construyendo el misterio de “Dios”, los directores optaron por contar su historia apoyándose únicamente en los cinco personajes antes mencionados, colocándolos en una casa que bien podría ser un personaje más gracias a la vistosa dirección artística a cargo de Cristina Borobia y Toni Castells Zamora. Durante todo el metraje, los cuatro miembros de la familia y su inesperado visitante estarán confinados a este lugar, en el que los directores aprovechan para realizar un divertido juego de identidades y traiciones en donde cada revelación resulta más divertida que la anterior. El guion cuenta con diálogos veloces y cómicos que no permiten distracción alguna y que aprovechan las excéntricas y bien construidas personalidades para que el ritmo no decaiga; además, los escritores van dando pistas y soltando pequeños guiños a los espectadores, unos confirmando y otros negando que el personaje en cuestión es Dios, así que el juego persiste tanto dentro como fuera de la pantalla hasta llegar a una sorprendente conclusión que seguro no dejará indiferente a nadie.  

“Matar a Dios” es una fresca y recomendable comedia de humor negro que siempre guarda un as para sorprender a los espectadores y llevarlos por los caminos más insospechados. Una historia con toques de horror, diversión y cinco de los personajes más peculiares vistos en cines este año. La cinta será exhibida nuevamente el sábado 01 de septiembre en la Cineteca Nacional, a las 16:00 h. Como muchas de las películas presentadas en la actual edición del Festival Macabro, es una oportunidad única para descubrir y experimentar un cine que no es tan habitual ver en nuestras pantallas, así que la cita este sábado para Matar a Dios es imposible de rechazar.

ESPAÑA. 2017 (90 min) DIRECCIÓN Pintó & Caye PRODUCCIÓN Norbert Llaràs GUION Pintó & Caye FOTOGRAFÍA Miquel Prohens CON Eduardo Antuña, Itziar Castro, Boris Ruiz