Perfil

 Rodrigo Plá pertenece a la nueva generación de cineastas mexicanos empeñados en encontrar el mejor camino para hacer cine netamente mexicano. Ganador del Óscar Estudiantil este año por su cortometraje El ojo en la nuca, que también le mereció el Ariel, Rodrigo Plá pertenece a la nueva generación de cineastas mexicanos empeñados en encontrar el mejor camino para hacer cine netamente mexicano, es decir, con una identidad propia.Egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), Plá considera que la industria del cine nacional se construye día con día, con la colaboración de todos los involucrados en el proceso: “El cine en nuestro país es finalmente una labor de equipo.“Toda la gente que trabaja en el cine aporta en cada película su grano de arena, su visión y su talento, es recíproco por todos lados, nos ayudamos y vamos saliendo como generación, solito no se va a ningún lado”, opina Plá, quien entre otros créditos tiene el de segundo asistente de dirección en la cinta La mujer de Benjamín, de Luis Carlos Carrera.Con El ojo en la nuca, cortometraje de 26 minutos filmado en Uruguay en 1998, en el que cuenta una historia de suspenso con tintes políticos relacionada con la dictadura, Rodrigo Plá comienza a vislumbrar buenas oportunidades para seguir su carrera fílmica con la realización de su primer largometraje.Protagonizado por Gael García Bernal y Evangelina Sosa, este cortometraje aborda un fragmento de la historia de Pablo, quien regresa a Uruguay luego del exilio para vengar la muerte de su padre, asesinado por los militares durante la dictadura.El joven mexicano, quien no quiso dar detalles sobre el guión que trabaja actualmente y que sería su opera prima, consideró que los premios recibidos con El ojo en la nuca lo impulsan a seguir adelante y a reconocer sus alcances.Aun cuando su principal preocupación como cineasta debería ser la de filmar, Rodrigo Plá también se empeña en la búsqueda de nuevas formas de distribución y exhibición para los cortometrajes, en tanto asegura que este formato fílmico tiene el mismo valor e interés que una película larga.“Tuve la oportunidad de que en Uruguay me apoyara un periódico que se llama La República, ellos sacaron el videocassette como un fascículo adicional un domingo determinado, en el aniversario de la dictadura en Uruguay; editaron como 5 mil copias y resultó una buena idea de distribución para cortometraje”.Sin embargo y aun cuando ha hecho gestiones para repetir el mecanismo en México, Rodrigo no ha podido concretar su idea: “Si se implementara acá, tú comprarías Reforma, La Jornada o el que sea —el que se anime— y por un dinerito adicional que no va más allá de 10 dólares o algo así, te llevarías un cassette.“Incluso podríamos reunir varios cortometrajes mexicanos y distribuirlos de esta forma. Hace un tiempo entablé pláticas con La Jornada y se mostraba dispuesta, pero la escuela (CCC) tenía una serie de obstáculos por superar a nivel de principios, en el sentido de que no puede ganar dinero con estos trabajos, no puede venderlos, tiene que ser una donación o algo así y eso requiere de mucho papeleo”.En cuanto a la posibilidad de transmitirlo por televisión, Plá se muestra entusiasmado, “imagínate, lo que yo quiero es que se vea, me encantaría que se viera más allá del videocassette”; no obstante, “ese tipo de distribución le corresponde al CCC, yo no lo manejo”. (todito.com, 2001)


Filmografía

Director  Desierto adentro 
Director  Zona, La 
Productor  La demora 
Director  La demora